Gustavo González no puede estar más feliz al lado de su pequeña Mía. El paparazzi y María Lapiedra dieron la bienvenida a su primera hija en común hace unas semanas, un nacimiento que ha servido para poner el broche de oro a su historia de amor.

De lo más emocionado, Gustavo atendía a las cámaras de Europa Press explicando que se encontraba un poco cansado pero muy feliz: “Pues muy bien. Anoche tuvo su primer cólico y bueno, la verdad que para esto tengo paciencia y nada, he dormido poquito, pero feliz”. En cuanto al acercamiento con sus hijos mayores, González aseguró que “con tiempo y actitud… para mí no hay posibles, con actitud y con mucha paciencia y delicadeza y sensibilidad seguro que lo voy a conseguir”.

Un nacimiento que ha dejado radiante a María Lapiedra: “Parece que no ha dado a luz, está muy tranquila, ella disfruta mucho. A sus otras dos hijas también les dio el pecho y eso facilita mucho el contacto con la niña”. Y sobre a quién se parece Mía, Gustavo lo tiene claro: “Pues yo creo que se parece a mí en algún gesto, pero afortunadamente se parece a María, porque es rubia y es muy guapa y tranquila”.