La mala relación que existe entre Letizia y su familia política ya no pilla de nuevas a nadie. Especial inquina siente hacia sus suegros y sus cuñadas, contra los que viene orquestando un plan para desbancarlos de Casa Real desde hace un tiempo. Ahora, doña Letizia ha declarado la guerra a doña Sofía y a la infanta Elena, y su última jugada las ha dejado mordiendo el polvo. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

La infanta Elena no levanta cabeza

Letizia

> Lo cierto es que todo esto le ha llegado a la primogénita de los eméritos en uno de sus peores momentos. El estilo de vida de su hija, Victoria Federica, le quita el sueño y en más de una ocasión ha mostrado su desacuerdo con que llegue a altas horas de la madrugada con frecuencia. “Me tienes harta, haces lo que te da la gana. Esto se va a acabar”, habría espetado doña Elena de Borbón a su heredera, ante la atenta mirada de un testigo que más tarde se fue de la lengua. Al parecer, la infanta está tan desesperada que habría pedido ayuda a su exmarido, Jaime de Marichalar, para encarrilar juntos el camino de la joven.

Tampoco es que todo sean alegrías en la vida de Victoria Federica. El torero con el que se la relaciona sentimentalmente, Gonzalo Caballero, se debate ahora entre la vida y la muerte tras sufrir una grave cogida mientras faenaba en la madrileña Plaza de Las Ventas. Los infortunios no paran de sacudir a la familia de la infanta Elena, que ha de hacer tripas corazón e intentar seguir adelante, por muy duro que se haga el camino.