La mala relación que existe entre Letizia y su familia política ya no pilla de nuevas a nadie. Especial inquina siente hacia sus suegros y sus cuñadas, contra los que viene orquestando un plan para desbancarlos de Casa Real desde hace un tiempo. Ahora, doña Letizia ha declarado la guerra a doña Sofía y a la infanta Elena, y su última jugada las ha dejado mordiendo el polvo. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

El golpe de Letizia a doña Sofía

> Son muchas las voces que, de un tiempo a esta parte, acusan a doña Letizia de interponerse entre la relación de doña Sofía con sus nietas, Leonor y Sofía de Borbón. A la emérita le gustaría disfrutar de su compañía mucho más de lo que la consorte le permite, y en más de una ocasión ha manifestado su desacuerdo por haber quedado relegada al puesto de abuela segundona. Parecía que Ortiz no podía llegar más lejos en este asunto, pero ha vuelto a cruzar todos los límites. Por lo visto, la griega no acudirá este viernes a la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias, según recoge la agenda oficial de Casa Real: “Su Majestad el Rey, acompañado por Su Majestad la Reina y SS.AA.RR. la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, presidirá el acto”. Ni rastro de Juan Carlos I ni de su mujer en el anuncio.

Sería la primera vez, en los casi cuarenta años que se lleva celebrando esta ceremonia, que la emérita no acudiera al evento, coincidiendo en esta ocasión con el debut de la princesa Leonor en su labor institucional, tras la lectura de un discurso que la convertirá en el foco de atención. Lo cierto es que la presencia de su abuela no queda descartada del todo, ya que podría presentarse aun sin aparecer en la agenda oficial de Casa Real. De hecho, fuentes cercanas a doña Sofía han confirmado a LOC que la griega sí acompañará a su nieta “en su condición de abuela y por tanto no se ubicará junto a los reyes y sus hijas en la Presidencia, sino en el palco real”.

Siguiente: La infanta Elena tampoco escapa de Letizia