Siempre ha querido pasar de puntillas por su vida sentimental, quizás sabiendo que cualquier movimiento en esta dirección podría ocasionarle más problemas y juicios mediáticos. Letizia Ortiz mira hacía otro lado cuando sus relaciones amorosas pasadas copan la actualidad. Sin embargo, a partir de hoy tendrá que tener en cuenta una decisión que su marido ha tomado y que deja claro quién es quién.

Una relación insospechada

> Alonso Guerrero y doña Letizia Ortiz contrajeron matrimonio en 1998. Lo hicieron porque ambos estaban convencidos de que su relación era para toda la vida. Siempre han explicado que la comunicación entre ellos era máxima, que no tenían ningún enfrentamiento y que, desde luego, su historia de amor podía ser el argumento perfecto para una novela romántica. Sin embargo, solo un año más tarde decidieron escribir el punto final. Alonso y Letizia se separaron sin haberles importado que ella, alumna aventajada, y él, profesor de gran cultura, hubieran sellado su amor frente a toda la familia.

En 2003, la vida de Alonso cambió para siempre. El anuncio de boda de su ex mujer y el Príncipe Felipe hizo que Alonso se convirtiera, por necesidad, en el hombre más buscado. Él quiso guardar silencio. Hasta que las circunstancias le han obligado a volver a hablar. Y ha sido para tomar una drástica decisión que sorprende a todos.

Siguiente: la decisión del ex marido de Letizia