Ambas lograron posicionarse como los pesos pesados de esta edición de Gran Hermano VIP. Sin embargo, en los últimos días, tanto Mila Ximénez como Adara Molinero han perdido popularidad entre los seguidores del reality show y su expulsión de Guadalix de la Sierra podría estar ya a la vuelta de la esquina. ¿La razón? La intransigente audiencia del programa las ha acusado de alta traición, y no va a perdonárselo fácilmente. ¿Quieres conocer todos los detalles sobre este nuevo devenir de los acontecimientos? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Adara, acusada de traición

> Su amistad fue de las más aplaudidas de Gran Hermano VIP 7. Molinero y Hugo entablaron un vínculo muy intenso desde el principio y ambos se enfrentaron al grupo mayoritario de Guadalix de la Sierra. Sin embargo, todo ha cambiado desde el regreso de Castejón a la casa más famosa de la televisión, tras ser repescado por la audiencia del reality show. Adara empezó a ver en el cantante cosas que no le gustaban, pero cometió el error de no ir de frente. En cambio, prefirió compartir sus pensamientos con el maestro Joao, uno de sus pilares fundamentales en el programa. “Es un puto loco. Está obsesionado con la tele, me da asco que pase por mi lado”, espetó la exazafata. Los espectadores no han recibido muy bien esta monumental ‘rajada’ de la madrileña, y las redes sociales arden ahora contra ella. “La gran decepción de esta edición”, lamenta uno de los usuarios de Twitter.

Eran muchas las voces expertas que aseguraban que Adara podría convertirse en ganadora de esta edición de Gran Hermano VIP sin hacer grandes esfuerzos, pero este nuevo devenir de los acontecimientos podría haberle arrebatado el ansiado maletín. De hecho, no son pocos los que consideran que, ahora, es Hugo Castejón el que tiene todas las papeletas de alzarse como campeón del reality show. He aquí las razones…

Siguiente: Hugo, ¿ganador de GH VIP 7?