Participar en un reality es un trabajo. Hay que generar tramas que tengan repercusión en los telespectadores. Atrás quedan los días en que la audiencia subía como la espuma con tan solo mencionar la palabra telerrealidad. Esta edición de GHVIP está llena de concursantes que no dan juego. Saray, Antonio David, Alba, Irene o Gianmarco están resultando una auténtica decepción. El público pide que se tomen medidas y los responsables han escuchado. Y, ojito, porque la cosa va muy en serio. Te contamos todo a continuación.

Adara en la picota

> Mila Ximénez ha hecho caso de las explicaciones de Alba Carrillo y Antonio David y se ha despegado de Adara. Tanto la ex de Fonsi como el ex de Rocío Carrasco han repetido hasta la saciedad que no se fían de la ex gran hermana. La cuestión es que la colaboradora de Sálvame, que no está en su mejor momento, se ha revirado contra Adara y la tensión entre ellas ha vuelto a estallar. Por cierto, que los adaristas piden que se vote en masa a Irene Junquera. No quieren que se repita la experiencia de Gran Hermano. Por otro lado, Adara está más sola que la una tras la traición de Mila. Una debilidad que puede distorsionar su imagen de cara a la audiencia.

Para el próximo jueves, tres son las mujeres nominadas: Estela Grande, Irene Junquera y Adara. Estela ha manifestado que no le importaría salir tras recibir el mensaje de apoyo de su esposo. Ciertamente, ha sorprendido que Diego Matamoros se mostrara tan condescendiente con la actitud de la modelo. Según su padre, está enamorado y todo se perdona cuando alguien está en ese estado. Sin embargo, el amor de Diego por Estela podría no ser tan grande a tenor de las últimas informaciones que le tildan de infiel.