Las colaboradoras Gema López y Mila Ximénez no se soportan. Esta bomba la soltó la propia Mila, que harta de esconder mentiras, ha preferido ser muy sincera con los telespectadores. El problema es que, a veces, tanta sinceridad a veces te juega una mala pasada. Es lo que le ha pasado a la colaboradora. Gema López la ha puesto en su sitio en pleno directo. Ambas, se han declarado la guerra.

Mila Ximénez ha protagonizado en las últimas semanas muchos encontronazos con sus compañeros de profesión.

Los continuos rifirrafes que últimamente está teniendo Mila Ximénez en pleno directo no deja de sorprendernos. La colaboradora ha vuelto a liarla en plató y la verdad es que su última confesión nos ha dado de qué pensar. ¿Se tambalea la permanencia de Sálvame? Casi todos los colaboradores tienen riñas entre ellos y esto parece que a la audiencia no le gusta.

Mila ha sido muy sincera y ha estallado contra Gema López. Asegura que su relación con su compañera no es buena y que no se soportan: “Yo a Gema le dije anoche que no somos compatibles, no somos amigas y vamos a dejar de disimular. No nos soportamos”, espetó. Pero, ¿por qué ha decidido confesarlo ahora? Parece que la defensa que Gema está haciendo de Chelo no le está gustando nada a la colaboradora. Por eso, no ha dudado en despreciar la amistad de Gema y Chelo: “Si tanto quieren a Chelo, a mí me hubiese gustado que le defendiesen aquí cuando se ha disfrazado y ha llorado”.  Estas palabras han tenido respuesta.

Gema se harta de Mila y la deja en ridículo

Gema López deja en ridículo a Mila en pleno directo.

Como era de esperar, Gema López ha contestado a las acusaciones que Mila ha hecho de ella. La colaboradora no se ha cortado un pelo y ha dicho todo lo que realmente sentía: “No es una falta de respeto opinar sobre lo que tú opines. Es lo que llevas haciendo diez años y yo también. Ni me creo superior ni fiscalizo nada. El mismo derecho que tiene tú es el que pido yo para poder opinar”, comenzaba su discurso. Pero lo fuerte venía a continuación. Agárrense que vienen curvas.

“El problema con quien lo tienes es con Chelo, que lo que dijo es que no te quería pedir el dinero porque lo ibas a contar. Eso te hace sentir mal. Ese es el epicentro del conflicto. Que Chelo no se fiaba de ti”. Y concluye: “La guerra no la tienes conmigo, sino que la tienes contigo misma”. No hay duda de que las cosas en Sálvame están más calientes que nunca.