flechas.es

El auge del e-commerce, que se ha visto potenciado en los últimos meses a causa del coronavirus, ha influido también en el mundo del arte. Prueba de ello es que en lo que llevamos de 2020, la tienda online de FLECHA, la mayor plataforma de exposición y venta de arte contemporáneo por Internet, segunda feria de arte más antigua de España y pionera en eliminar las barreras entre artistas y consumidor final, ha alcanzado prácticamente las mismas cifras de ventas que en todo el año pasado, con una expectativa de crecimiento del 125 % en este ejercicio, por segundo año consecutivo.

Según sus artífices, esto se debe a que «el arte contemporáneo ya no es solo para unos pocos entendidos sino para todo aquel que quiera decorar su salón o hacer un regalo especial», y a que la compra online es una tendencia al alza que ha llegado para quedarse. «Por fin –aseguran–, tras los viajes, los libros, la ropa y un largo etc. parece que le llega el turno a la venta de arte online».

LA FERIA DE LIBERACIÓN DE ESPACIOS COMERCIALES HACIA EL ARTE  

En 1991, aún con la resaca de la movida madrileña y animados por su espíritu de liberación, José Luis Aguirre (más conocido como Jaelius) y otros artistas amigos decidieron crear un evento alternativo a las ferias de arte oficiales subvencionadas. El objetivo, acercar a la gente el trabajo de artistas vivos, socializarlo, globalizarlo y hacerlo accesible y asequible al gran público. 

Así, como una especie de off de ARCO (se celebra cada año durante un mes entre febrero y marzo para coincidir con la gran feria de IFEMA), nació FLECHA, cuyo nombre pretendía, no sin un tinte de humor, tener un doble significado: simboliza la flecha que impulsa el arco y son las siglas de Feria de Liberación de Espacios Comerciales Hacia el Arte.

Para democratizar el arte contemporáneo, FLECHA elimina las barreras entre al artista y el público en general,desprendiéndose de la formalidad de museos y galerías y utilizando espacios comerciales, donde cualquier persona puede entrar de manera libre y gratuita, sin pudor y sin tener que preguntar por el precio de las obras, ya que éste se muestra junto a cada pieza.

Desde la primera hasta la 29ª edición, (celebrada el pasado mes de febrero de 2020) FLECHA ha tenido lugar en el Centro Comercial Arturo Soria Plaza de Madrid, por donde han pasado cerca de 7.000 artistas noveles y consagrados y más de 10 millones de visitantes, consolidándose como un referente de la vida artística y cultural madrileña, con unas ventas de unas 300 obras al año obras vendidas y reconocimientos como el premio a la mejor acción de marketing otorgado por la Asociación Española de Centros Comerciales. 

Además, desde hace tres años FLECHA se celebra también en Bilbao y Palma de Mallorca y, si las circunstancias lo permiten, en 2021 recalará en Barcelona y, posiblemente, también en Sevilla.  

INTERNET, EL GRAN ESPACIO COMERCIAL DEL SIGLO XXI

En la actualidad, FLECHA se ha convertido en mucho más que una feria; es una plataforma multicanal que engloba, además, la galería FLECHA NB7 (situada en el número 7 de Núñez de Balboa y presente en exposiciones y ferias internacionales) y la tienda online www.flecha.es: una web que funciona desde 2016 y que en los últimos meses ha visto potenciada su actividad debido al confinamiento y al efecto cocooningtendencia que ya venía pisando fuerte desde principios de año y que previsiblemente favorecerá el e-commerce y las experiencias dentro del hogar a largo plazo. 

«Internet es el gran espacio comercial del siglo XXI», afirma José Luis Aguirre, presidente de FLECHA, «y eso nos ayuda en nuestro objetivo de acercar el trabajo de los artistas contemporáneos al consumidor no especializado, aquel que no necesariamente tiene un gran poder adquisitivo ni es experto en arte, sino que simplemente desea adquirir una obra emocionante, original y bonita para su casa o para regalar». 

La tienda online de FLECHA pone a disposición del gran público más de 6.000 obras de más de medio millar de artistas, algunos de ellos emergentes y otros reconocidos como Antonio López (de quien alberga grabados y reproducciones digitales, por supuesto numeradas y firmadas a mano por el propio autor), Eduardo Arroyo, Tàpies, Ouka Leele, Ceesepe, Isabel Muñoz o Canogar. 

Madrid desde torres blancas, Antonio López

El criterio para seleccionar las obras es puramente artístico y en cuanto a nuevos artistas, «en ocasiones les descubrimos en otras ferias, buceando por internet o por prescripción de amigos y conocidos», aunque la mayoría de las veces son ellos mismos quienes se presentan ya que saben que FLECHA es una excelente plataforma, con una muy importante presencia offline que la retroalimenta y que no exige exclusividad. 

Aunque para el usuario www.flecha.es presenta una navegación sencilla e intuitiva, se trata de un site muy sofisticado que permite al internauta filtrar su búsqueda por rango de precio (estos van desde los 50 € hasta los 50.000 €), disciplina artística (pintura, escultura, fotografía,  ilustración, digital, collage…), estilo (abstracto, figurativo, expresionista…) y hasta tamaño y formato (apaisado, vertical…). 

Además, ofrece asesoramiento estético y la posibilidad de devolver la obra en 15 días una vez recibida en el hogar, y constituye una alternativa para hacer un obsequio especial, ya que cuenta con una tarjeta regalo gracias a la cual el ‘regalado’ elige la obra que más le guste en base al presupuesto del que dispone. La web se completa con un blog en el que se profundiza en el trabajo de los artistas a través de artículos y entrevistas y una presencia muy activa en RRSS (@flechart en Instagram y @flecha.es FB). Y es que ante todo, FLECHA desarrolla una labor de divulgación, didáctica y cultural que tiene como fin acercar al consumidor en el arte contemporáneo.