Terelu Campos

Cuando escuchamos a Terelu Campos, entre lágrimas, contarnos la durísima experiencia vivida a raíz del cáncer, nada hacía presagiar el cambio de rumbo que tomaría el comportamiento de la presentadora. La hija mayor de María Teresa Campos se ha puesto el mundo por montera. En esta etapa está tomando unas dañinas decisiones que tienen muy preocupado a su entorno.

Un camino lleno de obstáculos

Terelu Campos

> La salud le ha jugado una mala pasada. Terelu Campos forma parte de una familia azotada cruelmente por el cáncer. Así, tras padecer esta enfermedad su madre, su hermana y varios de sus tíos, le tocó a ella. En 2012 recibió el peor de los mazazos: fue diagnosticada de un tumor en la mama derecha. En ese momento su mundo se desmoronaba, pero sacó fuerzas de flaqueza y se enfrentó al tratamiento con valentía y optimismo. La hija de María Teresa Campos lograba salir victoriosa de esta zancadilla del destino. Además, tras cinco años de tratamientos y continuas revisiones, en 2017 era dada de alta.

Pero solo pudo respirar tranquila  durante 12 meses, la tregua fue muy breve. Todo el proceso estaba aún presente cuando en verano de 2018 le encontraban otro bulto, esta vez en el seno izquierdo. La pesadilla comenzaba nuevamente. Además esta vez iba más allá y se sometía a una doble mastectomía que se convirtió en un infierno. Precisamente por eso no entendemos el comportamiento que ha adaptado Terelu y que te detallamos a continuación.

Siguiente: La enorme irresponsabilidad de Terelu