créditos
Famosos que no te imaginarías que han estado en la ruina (sobre todo el primero)

A la hora de administrar nuestras finanzas, las personas debemos demostrar una cierta organización y capacidad para priorizar, además de disciplina. Afortunadamente hoy en día podemos acceder a créditos urgentes, como los ofrecidos por Moneyman, los cuales se pueden solicitar sin nomina ni aval, para salir de un apuro económico, pero, aun existiendo esta opción si no sabemos administrarnos adecuadamente, estaremos continuamente endeudados y no saldremos de la situación nunca.

Pues bien, algo así debe haberle ocurrido a algunos famosos que se han declarado en la ruina en algún momento de sus vidas. Personas que ha tocado el cielo con sus manos y que sin embargo, se han visto también en una situación financiera simplemente desastrosa. Veamos algunos ejemplos.

Donald Trump

El mismísimo presidente de los Estados Unidos se ha declarado hasta cuatro veces en quiebra. La última en 2009, cuando describía la situación como “una estrategia de negocio válida”. Trump aclaraba también que cuando pensamos en los famosos solemos asociarlos con la palabra “millonario”, pero que los más populares también pueden llegar a tener problemas económicos.

Kim Basinger

Habiendo sido ganadora de un premio Oscar, la famosa actriz perdió una demanda hecha por los productores de Boxing Helena, por incumplimiento de contrato. Esto llevó a Kim Basinger a tener que vender la casa en la que vivía, y pagar en torno a 8 millones de dólares más para hacer frente a la sentencia.

Britney Spears

Por el año 2008, la solicitud de divorcio del rapero Kevin Federline le dejó a la cantante grandes ingresos mensuales. Pero por lo visto Britney no debió ahorrar nada, y se lo gastó en restaurantes, casas y distintos tipos de lujo. Después de volver a cantar y de que su padre la tutelara, parece que la artista está controlando sus finanzas mejor.

Michael Jackson

El Rey del Pop vio especialmente resentida su situación financiera debido a su gusto por las extravagancias y a los juicios multimillonarios en los que se vio inmerso. Y ello a pesar de ganar enormes cantidades de dinero con su arte. Las deudas de Michael Jackson llegaron a cifrarse en 500 millones de dólares, y se fueron pagando, ya después de su fallecimiento, con el repunte de su fama.

Mike Tyson

Aunque se calcula que lo largo de su carrera como boxeador llegó a ganar 400 millones de dólares, Tyson tuvo problemas financieros y se declaró en bancarrota por las deudas que contrajo. Esto le llevó a interponer una demanda contra su antigua asesoría financiera en el año 2013, acusando a su exconsultor de malversar 300 .000 dólares de su propiedad, y de que esta acción le había costado pérdidas millonarias.

Toni Braxton

Ni haber ganado seis veces un premio Grammy, ni el gran éxito cosechado en la década de los noventa con el tema “Unbreak my heart” le sirvió a Tony Braxton para librarse de la bancarrota, situación en la que se declaró en dos ocasiones. En la segunda de ellas, debía más de 50 millones de dólares a varias compañías. Sus problemas con las finanzas la llevaron a perder sus derechos sobre 27 de sus canciones.