Tal y como ha podido conocer Cotilleo.es, Julio Iglesias finalmente tendrá que acudir a juicio por el caso de su supuesta paternidad de Javier Santos. El cantante había intentado, por todos los medios, suspender este caso para evitar que se le adjudicara la paternidad de forma definitiva.

Así las cosas, el pasado jueves el juzgado nº13 de Valencia decidía suspender el juicio después de que los abogados de Julio Iglesias incidiera en el que el asunto ya estaba juzgado y que no podría ser nuevamente juzgado. Sin embargo, el juez ha emitido una resolución en la que “se desestima la excepción de cosa juzgada”. Por lo tanto, el juicio se celebrará el próximo 4 de julio de 2019.

Eso sí, el juez sí considera ilícito como medio de prueba, el informe biológico de fecha 12 de abril de 2017 porque es “carente de cualquier relevancia y valor jurídico y probatorio”. Este auto pone en un aprieto indiscutible al cantante que, tendrá que realizarse las pruebas de ADN. En caso de que, como hasta la fecha, se niegue a someterse al cotejo biológico, se le adjudicará la paternidad. En palabras de Fernando Osuna, abogado de Javier Santos, Julio Iglesias no tiene escapatoria: “Está acorralado, si se hace el ADN, quedará todo evidente. Si no se lo hace, el juez le convierte en padre”.