Javier Santos vive un momento agridulce. Hace escasos días hemos conocido que Julio Iglesias ha decidido recurrir la sentencia en la que se le reconoce como padre biológico del valenciano que lleva cerca de dos décadas luchando por sus apellidos. A partir de este momento, después de que la Audiencia Provincial de Valencia tenga todos los recursos de ambas partes –también Javier y su abogado Fernando Osuna se van a oponer al escrito presentado por la defensa- podrían pasar hasta seis meses hasta que la justicia falle a favor del denunciante o del denunciado.

Javier Santos asegura estar tranquilo con la resolución de la sentencia.

En palabras del protagonista, Javier Santos, las primeras desde que se ha conocido la nueva estrategia judicial de Julio Iglesias, no teme a nada ni a nadie: “Estoy tranquilo, esperando a que se resuelvan las cosas y muy optimista, sin ningún tipo de miedo”, dice. A su lado, su madre, María Edite Santos que no ceja en su empeño por demostrar que no solo no mintió al asegurar que había mantenido relaciones con el cantante, sino que siempre contó la verdad en los programas de televisión.

La lucha judicial coincide con una de las noticias más esperadas para la familia. Y es que hace algunas semanas conocimos que Javier Santos sería padre por primera vez. Se trataría del sexto nieto para Julio Iglesias y el primero para María Edite Santos. Sin embargo, el sexo del bebé había sido una incógnita hasta hoy. Esta revista ha podido conocer que el retoño que Javier y Chiara esperan será una niña. Una noticia que han conocido recientemente y que les ha colmado de gran felicidad: “Estoy inmensamente contento”, ha desvelado en exclusiva a esta revista.