La noticia ha sorprendido a propios y a extraños. Sin embargo, lejos de quedarse callado y ocultarse en uno de los momentos más complicados de su vida, el actor da la cara y explica lo que sucedió realmente en el lugar en el que se produjo el atropello.

Malos tiempos para Micky Molina. El Diario de Ibiza ha hecho público que el actor atropelló a una niña el pasado miércoles en Ibiza tras dar positivo en dos controles de alcoholemia. Según la misma información, el suceso ocurrió en un aparcamiento de Santa Eulalia Del Río cuando Molina, que conducía un jeep, puso en marcha el vehículo a toda velocidad sin percatarse de que, a su lado, una niña de nueve años descendía de otro coche junto a su abuela y su madre.

Micky lamenta lo sucedido

Fue entonces cuando la víctima, según esta misma información, quedó aprisionada entre los dos vehículos y sufrió contusiones en las rodillas. El actor, al darse cuenta de la situación, intentó desacelerar y embistió el coche de la familia, provocando que la niña impactara contra el suelo. Preocupado y muy apurado por el hecho acontecido, todos coinciden en que Micky mostró mucho agobio y, aunque pidió que no se personara la policía, las fuerzas de seguridad acudieron para realizarle un control de alcoholemia que, según las mismas fuentes, triplicaba la tasa permitida.

Muy angustiado por lo sucedido y realmente conmocionado, Micky no se oculta: “ha sido un accidente y lo único importante es que la niña está bien”, dice a Cotilleo.es en las que son sus primeras declaraciones tras el incidente. Tal y como ha podido confirmar este periódico, en estos momentos la niña se encuentra recuperándose de los golpes, sin que haya habido fractura alguna o heridas de carácter significativo.