La periodista y el actor están más dispuestos que nunca a acallar los rumores de crisis entre ellos. María Teresa Campos y Bigote Arrocet están disfrutando de unas románticas vacaciones en Marbella, y a juzgar por las imágenes que han llegado en exclusiva a la redacción de Cotilleo.es, parece que estuvieran viviendo una especie de luna de miel. Sigue leyendo para enterarte de todo y alucinar tanto como nosotros con las tórridas fotografías. 

Bigote aterrizó en España tras más de dos meses afincado en Chile. María Teresa estaba que se tiraba de los pelos, ya que a la periodista no le gusta pasar mucho tiempo alejada de su amor. Los rumores de crisis entre ellos empezaron a sonar con fuerza, pero ahora parece que su relación va viento en popa. En cuanto Arrocet puso un pie en nuestro país, se desplazó hasta Málaga para reunirse con la matriarca de las Campos y dar inicio a sus idílicas vacaciones en pareja. 

Los dos han sido vistos en actitud más que cariñosa en el Hotel Guadalmina de Marbella, un lujoso parador de cuatro estrellas situado en primera línea de playa. Las imágenes que Cotilleo.es ha conseguido en exclusiva hablan por sí solas: mimos, carantoñas y complicidad en estado puro. Tras un refrescante baño en la piscina, los dos enamorados charlaron animadamente mientras reposaban en una tumbona. En las fotografías se hace patente el buen sentido del humor de Bigote, que ha conseguido sacar una carcajada a su pareja. Esta es una de las cosas que más le gustan de él. 

No hay crisis, pero tampoco boda

Lo cierto es que, durante varios días, las hijas de María Teresa han repetido por activa y por pasiva que entre su madre y Bigote no hay ninguna crisis. Con estas fotografías exclusivas resulta más que evidente que la pareja sigue tan enamorada como el primer día, aunque parece que una boda entre ellos todavía está muy lejos de llegar. O al menos, así lo cree la hija menor de la periodista, Carmen Borrego. 

La tertuliana confesó en Viva la vida que no considera necesario que su madre y Bigote pasen por el altar, teniendo en cuenta su edad. Se trata de unas declaraciones bastante polémicas, aunque Borrego también quiso recalcar que si su madre tenía el gusto de darse el ‘sí, quiero’ con Bigote, ella estaría encanta de colaborar en las nupcias y de, incluso, ser la dama de honor. Con boda o no por delante, ya no cabe duda del fuerte vínculo que existe entre la periodista y el actor. ¡Qué viva el amor!