Albert Rivera y Malú han decidido dar la cara. No quieren esconderse más. Lo suyo es amor y quieren que el mundo sepa lo enamorados que están. El político y la cantante han aprovechado la salida del hospital del primero para oficializar la relación. Y allí estaba Cotilleo, para dar fe de la primera aparición pública de Rivera y Malú como pareja. El resultado, fotografías exclusivas que hablan por sí solas.

Albert Rivera ha recibido el alta tras pasar un par de días ingresado en el hospital. Al político le diagnosticaron un cuadro de gastroenteritis aguda, producto de una infección por salmonella. Fue Malú la encargada de llevar a su chico a urgencias y ha estado a su lado durante el tiempo que ha durado el ingreso. Prueba de esto da la cercanía y el cariño que la cantante ha mostrado hacia el doctor que ha tratado a su chico, a quien ha agradecido sus cuidados con un par de besos.

Y si todo lo malo tiene su lado bueno, en este caso ha sido que el percance de salud ha servido para que Rivera y Malú decidan oficializar su relación. Se han cansado de esconderse para evitar a los fotógrafos.  Al fin y al cabo están solteros. Por tanto, nada que ocultar.

A la salida del hospital, Albert y Malú se han mostrado sonrientes. Ella lucía una camiseta con la palabra Love. A buen seguro no se trata de una casualidad, sino de algo planeado para disipar las dudas que pudieran surgir. Recordemos que se han dicho muchas cosas sobre esta relación. Entre otras, que era una tapadera de otra calificada como inconfesable.

En esta ocasión, no ha habido carreras. Muy al contrario, Albert Rivera se ha acercado a los periodistas congregados a la salida del hospital, con su novia muy cerquita, para dar unas declaraciones: “Me pegué un buen susto. Hemos pasado unos días en el hospital pero ya me han dado el alta”. El político ha expresado que los médicos le han recomendado unos días de reposo antes de volver al trabajo. Será el próximo lunes cuando el líder de la formación naranja vuelva al ruedo político.