Marta López se ha convertido en toda una influencer, sumando más de 90.000 seguidores en su cuenta de Instagram. La novia de Kiko Matamoros alimenta su perfil con imágenes en las que aparenta llevar una vida propia de una top model internacional: eventos, ejercicio y comida de vanguardia. Sin embargo, en Cotilleo.es hemos descubierto su gran pantomima y sabemos de primera mano que se trata de un burdo montaje.

¿Participa Kiko en los montajes de su novia?

Marta es muy activa en sus redes sociales. Como todo millennial, conoce de sobra los entresijos de estas plataformas y se ha subido al carro de los que se hacen de oro a base de publicaciones. Claro, que no todo es mérito suyo. Resulta innegable que ser la novia de Kiko Matamoros ha dado un tremendo empujón a su carrera como influencer. Ya no solo por la fama de la que goza el tertuliano, sino porque se ha convertido en su ayudante más leal. El colaborador de Sálvame sigue de cerca los movimientos de su chica y los recoge en su teléfono móvil para compartir las fotografías con los seguidores de la modelo.

Así lo ha podido confirmar Cotilleo.es, después de que llegaran a nuestra redacción unas imágenes en las que podemos ver a la pareja de esta guisa: López, ataviada con un chándal digno de la Spice Girl deportista, posa para Matamoros como si fuera una atleta que emprende rumbo a las próximas Olimpiadas. “Hazme una foto dando unos saltitos, y otra haciendo como que corro”, habrá pedido a Kiko, relegado a Community Manager de su novia. Que teman Dulceida, Laura Escanes y la mismísima Chiara Ferragni, que ha llegado Marta para dejar claro quién manda en el universo de las influencers.

Siguiente: La extraña pareja