La guerra entre Belén Esteban y Toño Sanchís no cesa. La primera utiliza su victoria en los tribunales para tergiversar otras realidades que evidencian su malogrado negocio. En concreto, la subasta de la casa de Toño se ha convertido en su peor pesadilla. Y, aunque Belén se empeña en explicar una realidad inexistente, Cotilleo.es publica los documentos judiciales que no dejan lugar a las dudas. Sin trampa ni cartón.

Podría registrar la casa

> El auto al que ha tenido acceso en exclusiva Cotilleo.es, finaliza con la parte dispositiva en la que se aprueba la subasta a favor de Belén Esteban “por la cantidad de 375.000 euros de la vivienda situada en Villanueva del Pardillo, haciéndose constar que el importe del remate (subasta) es inferior a las responsabilidades reclamadas en concepto del principal”. Así mismo, y en contra de lo explicado por Belén Esteban, el 29 de marzo de 2019 se le notificó.

Así lo establece la sentencia: “Firme que sea esta resolución, expídase y entréguese al rematante un testimonio de la misma que le servirá de título bastante para la inscripción en el Registro de la Propiedad de Algete y liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados”. Es decir, que Belén Esteban podría haber registrado, incluso, la vivienda como suya.

Además, la sentencia recoge que se le han retenido los 12.000 euros que Belén tuvo que aportar para poder pujar en la subasta y no se le devolverán. También ha corrido la misma suerte la cantidad depositada por la primera pujante. Pero, ¿por qué Belén Esteban ha decidido mentir? Fuentes consultadas insisten a Cotilleo.es que la operación ha sido un total desastre, un verdadero fracaso.

Siguiente: la cantidad real que Belén ganará por la casa de Toño