Se ha convertido en uno de los rostros habituales del universo Telecinco. Sin embargo, Carlota Corredera atraviesa un momento muy delicado después de recibir una grave acusación. Una situación que la compromete frente a sus seguidores. ¡Estamos contigo, Carlota!

Un modelo de negocio

Carlota Correderas

> Cuando Carlota Corredera decidió dar un paso al frente y colgar los cascos de directora para convertirse en presentadora, supo que encontraría un gran filón. No solo en una naturalidad apabullante frente a las cámaras, sino en las redondeces de su físico. Ella misma se encargó de diseminar en entrevistas que sentía que Telecinco y La Fábrica de la Tele habían depositado su confianza en ella a pesar de tener una obesidad más que evidente. La gallega dejó sus complejos a un lado y empezó una travesía por el desierto televisivo que pronto empezó a dar sus frutos. Corredera interesaba a los medios de comunicación. Todos querían saber cómo era su vida cuando los focos dejaban de apuntarle. Y Carlota empezó a sacar rentabilidad a esa fama que le llegó de casualidad y que ahora también le ha enseñado la peor cara. La acusación de estafa pesa en su espalda y la presentadora de Sálvame podría perder su credibilidad en una batalla sin precedentes y totalmente injusta, sin duda.

Siguiente: Carlota Corredera contra las cuerdas tras la acusación