Las espadas están en alto. Gema López decidía abandonar el programa Sálvame en pleno directo después de un acalorado enfrentamiento con Jorge Javier Vázquez. Y no, no fue por la boda de Belén Esteban y Miguel Marcos.

La tensión se podía cortar con un cuchillo cuando Jorge Javier Vázquez dio paso a un vídeo en el que Chelo García Cortés reprochaba que su mujer no había ido a Honduras para reencontrarse con ella. Muy seguro de sus palabras, el presentador aseguraba que no le gustaba en absoluto la actitud de Chelo y aseguraba que “aunque todos los concursantes son iguales, no son iguales”, en clara alusión a que a pesar de que concursan en igualdad, no todos pueden tener el mismo peso mediático y, por lo tanto, la gran presencia televisiva.

Pero no todos los colaboradores del programa estaban de acuerdo. En concreto, Gema López alzaba la voz en contra de Jorge Javier y le recordaba que todos los concursantes debían ser tratados de igual manera, que no había motivo para que las cosas no fueran exactamente igual. Así que, según Gema López, el cabreo mayúsculo de Chelo en Supervivientes era más que comprensible. Este comentario hizo que Jorge Javier estallara: “Van a trabajar, es un programa de televisión y el director decidirá quién va y quien no va, estoy cansado de estas tonterías”, decía visiblemente nervioso.

Bronca con final infeliz

Pero la situación se convertía en insoportable cuando Jorge Javier quiso hablar con su compañera Gema: “A ver, Gema, que eres compañera y te tengo respeto aunque ahora mismo no te tengo ninguno…”. Sin que acabara la frase, Gema cogía su bolso y abandonaba el plató: “Si no me tienes ningún respeto, cojo y me voy”, decía al mismo tiempo en que el presentador repicaba: “Sí, con estos argumentos es mejor que te vayas”. Impresionante.