La primogénita de los eméritos no da pie con bola con su hija. A su parecer, Victoria Federica de Marichalar está “despendolada” y ya no sabe qué hacer para encarrilar su camino. En las últimas semanas, una serie de polémicas relacionadas con su vida sentimental han salpicado a la hermana de Froilán, pero ha sido la publicación de una fotografía lo que ha terminado de sacar de quicio a la infanta Elena. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

La nueva oveja negra

> Todavía se recuerda, como si fuera ayer, la época en la que el cuarto en la línea de sucesión al trono español protagonizaba día sí, día también, algún que otro escándalo que dejaba la imagen de la Corona a la altura del betún. Sin embargo, desde que Froilán empezó a salir con Mar Torres, el sobrino del rey Felipe VI presenta un perfil mucho más bajo ante los medios de comunicación y parece que se ha propuesto dejar de ocupar todos los titulares. “Gracias a Dios”, pensaría doña Elena de Borbón, si no fuera porque su hija Victoria Federica ha tomado el relevo de su hermano.

La niña dulce e inocente se ha convertido en una adolescente que no perdona una sola noche de fiesta. En realidad, no hace nada que pueda considerarse impropio de una chica de su edad, pero bajo el punto de vista de su madre, su jovial estilo de vida no casa con alguien de su posición. “Está despendolada”, dice con desdén la infanta Elena. Su cabreo con Victoria Federica viene ya de tiempo atrás, pero una polémica fotografía que se ha publicado en los últimos días ha terminado de sacar de quicio a la primogénita de los eméritos. ¿Quieres saber de qué imagen se trata? Continúa leyendo para descubrirlo.

Siguiente: La fotografía de Victoria Federica