Enrique y Ana en el barco del amor

Ana Soria y Enrique Ponce disfrutan de sus primeras vacaciones juntos con la compañía del padre y amigas de la joven. Demostrando que el diestro ya es uno más en el círculo más cercano de su pareja, Ana ayudó a su padre en la preparación de la embarcación en el puerto para salir a navegar y es que la joven estuvo de lo más cómoda con la compañía del diestro durante la jornada. Con caftán blanco, Ana también subió varias neveras y bolsos a la embarcación y es que querían disfrutar de la jornada con todas las comodidades. Una vez en el barco, Ana y sus amigas se colocaron en proa para tomar el sol en biquini mientras que Enrique prefirió compartir conversación con su suegro y otro amigo en la parte trasera.