El cantante e hijo menor de Julio Iglesias confiesa que por fin ha llegado la esperada reconciliación con su padre, tras pasar casi toda su vida alejado de él. ¡Sigue leyendo! 

El artista se alejó de su padre al cumplir la mayoría de edad.

Como es bien sabido, el cantante y compositor Enrique Iglesias, se alejó tanto de su padre como del resto de su familia al cumplir los 18 años, por el simple motivo de querer triunfar en el ámbito profesional, precisamente sin la ayuda de su apellido, conocido en todo el mundo. Sin embargo, desde ese momento saltaban los rumores de la posible mala relación del joven con su padre, Julio Iglesias, que finalmente se confirmaron puesto que han estado 10 largos años sin dirigirse la palabra.

Por esta razón, la familia permaneció visiblemente separada hasta que en 2005 falleció el abuelo de Enrique, motivo por el que se produjo el esperado acercamiento entre ellos. Habría que decir también que, la paternidad del hijo de Isabel Preysler ha contribuido en gran medida, puesto que el propio artista reconoce que sintió la necesidad de buscar a su padre, al observar cómo sus propios hijos, Nicholas y Lucy Iglesias, dormían frente a él. Parece que es cierto aquello de que cuando te conviertes en padre, comprendes todo lo que antes no entendías.

Más de 20 años separados

Iglesias junto a sus hijos Julio y Enrique.

Así pues, el solista desvelaba hace unos días que una simple película le conmovió hasta el punto de coger el teléfono y llamar a Julio. Tal y como mencionaba anteriormente, durante dicha película, la pareja de Anna Kournikova observaba a sus hijos mientras dormían y pensó que tenía una conversación pendiente con el hombre que le dio la vida.

“Enseguida cogió el teléfono. Tuvimos una conversación muy bonita. Estaba bien de ánimo. Fue una conversación de esas en las que eres consciente de que es especial. Me reconfortó mucho”, es lo que asegura el hermano de Tamara Falcó en referencia a su padre.