La infanta Elena prosigue incansable su apoyo a los sanitarios que se han dejado la piel durante la crisis sanitaria por el Covid-19. A pesar de esta desescalada y esta tímida vuelta a la normalidad, la hermana del rey Felipe VI continúa saliendo al balcón de su domicilio para acompañar a sus vecinos en el aplauso solidario de las 20: 00 horas.

En medio del complicado momento que está viviendo el rey Juan Carlos debido a una investigación por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo en relación a las supuestas comisiones del AVE a La Meca, la hija mayor del rey emérito prefiere mostrar orgullosa la bandera de su país desde el balcón de su domicilio.

Críticas a su hija y polémica por su padre

A la investigación judicial a la que se enfrenta su padre, se unen las duras críticas a su hija, Victoria Federica, por saltarse en varias ocasiones el confinamiento durante el estado de alarma. A la joven se la ha cuestionado por abandonar Madrid al inicio de la pandemia para confinarse en una finca en Jaen con su novio, Jorge Bárcenas. También se la ha criticado por ir en grupo al supermercado en Villacarrillo, por ir a la peluquería sin mantener la distancia de seguridad y por regresar a la capital cuando todavía no están permitidos los desplazamientos entre provincias.

Difíciles momentos para la Familia Real, que sin embargo la infanta Elena capea con una sonrisa y su apoyo incansable e incondicional a los médicos que han trabajado durante la crisis sanitaria. Muy implicada con la causa, la duquesa de Lugo eligió para la ocasión un look mucho más deportivo y cómodo del que nos tiene acostumbrados y es que apostó por sudadera gris y camiseta rosa.