Ayer vivimos una noche muy emotiva por los concursantes de Supervivientes 2020.  Esta vez le tocó el turno a Elena, la madre de Adara Molinero. Relató un testimonio de lo más duro que ha hecho que marcase su vida hasta hizo llorar a la propia presentadora, Lara Álvarez. En Cotilleo.es te contamos todos los detalles, sigue leyendo.

La dura infancia de Elena

> Fue muy duro lo que se escuchó anoche en el ‘Puente de las emociones’, Elena, Jorge, Ana María Aldón y Rocío Flores fueron los protagonistas. Cada uno de abrió en canal para contar lo más íntimo de su vida y lo que necesitan expulsar porque hacen que se sientan culpables, se arrepientan, necesitan pedir perdón o se han distanciaron con su entorno más cercano.

Nadie conocía la dura infancia de Elena hasta que comenzó su testimonio: “Erase una vez una niña que tenía una familia maravillosa, de 5 hermanos, un papá y una mamá, pero esa niña tenia un pequeño defecto y era que no sabía expresarse, era disléxica y tenía falta de concentración, su mamá no lo entendía…” Adara ya había contado que su madre es disléxica cuando se la crítico por sus faltas de ortografía en el juego de cultura general. Pero desconocíamos lo que ha llegado a sufrir la concursante por tener ese problema.

Siguiente: “cada correazo me hacía más pequeña”