Doña Sofía está harta de que Letizia haga de menos a sus nietos. Está cansada de los feos de su nuera hacia los hijos de las infantas Elena y Cristina. Quienes peor parte llevan son los niños Urdangarín, a quienes la reina condenó al ostracismo, junto con sus padres, tras ser empujados al exilio. De hecho, doña Letizia no quiere que sus hijas mantengan contacto con sus primos y se encarga de evitar la ocasión. Don Felipe mira para otro lado. El desapego de los reyes ha marcado profundamente el carácter del nieto favorito de doña Sofía. Te contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

El sufrimiento del nieto favorito de doña Sofía

> Cuando el escándalo estalló sobre Iñaki Urdangarín, su hijo mayor se enteró de todo. Tenía trece años y manejaba internet. Por más que que sus padres quisieron protegerle, fue imposible. Juan Valentín fue testigo de los insultos que proferían contra sus padres cuando iban por Barcelona. Aunque los ex duques de Palma se apresuraron a hacer el traslado a Ginebra, su primogénito tuvo tiempo suficiente para conocer la otra cara de la moneda.

Juan Valentín es el nieto favorito de doña Sofía. Es tranquilo, reflexivo y disfruta de la compañía de su abuela. La reina emérita se ha volcado con él consciente del sufrimiento que lleva encima desde hace años. A los problemas generados por el comportamiento de su padre, el chico acusa el desdén de don Felipe y doña Letizia. No se le escapa que su presencia no es bien recibida por los reyes. De hecho, doña Sofía tuvo que llamarle la atención a su hijo para que tuviera un gesto con sus sobrinos. Así consiguió que los llevara una tarde en Palma a navegar. Por la noche, disfrutaron de una cena a la que se unió Letizia, Leonor y Sofía. La reina no quiso compartir jornada marinera con sus sobrinos e impidió que lo hicieran sus hijos.

Siguiente: Contundente advertencia de doña Sofía a Letizia