Alejandra Rubio es una caja de sorpresas. Y es a sus 20 años acaba de sorprendernos con un talento que hasta ahora desconocíamos y que revela que, sin duda, va camino de ser el miembro de la familia Campos más polifacético. A su don para la comunicación – que ha demostrado como colaboradora en “Viva la vida” entre otros programas de Mediaset – y su peculiar gusto para la moda, que la ha convertido gracias a sus looks góticos en toda una influencer, se une ahora su facilidad para el arte.

A través de su cuenta de Instagram Alejandra ha desvelado una faceta suya que hasta ahora desconocíamos. Y es que la hija de Terelu pinta. Sí, como lo oís; la colaboradora se evade de las polémicas que rodean a su mediática familia spray y lienzo en mano. Y, por los comentarios positivos que le han hecho sus miles e seguidores en la red social, no se le da nada mal.

De momento, la nieta de María Teresa Campos ha compartido con nosotros cuatro de sus obras. Y no podemos negar que tiene un gusto de lo más ecléctico. Desde un particular y colorista homenaje a Karl Lagerfeald hasta un astronauta llegando a la luna, o una pintura de unos carnosos labios con la leyenda “I’m nice pero no te pases”, Alejandra se destapa como una artista en ciernes. No podemos negar que, fiel a sus gustos, sus cuadros prometen dar mucho que hablar.