El Rey ha comenzado una intensa semana de trabajo presidiendo, como es tradición, la apertura del Año Judicial en el Tribunal Supremo, que siempre tiene lugar por estas fechas. Nada a destacar, sino fuese porque Don Felipe ha sido recibido con vítores y aplausos por parte de una treintena de personas que, pacientemente, aguardaron a que el monarca llegase al acto.

Al grito de “Viva el Rey”,”Cuídese del Marqués de Galapagar, que el sitio le quiere quitar” y “Viva el Rey Juan Carlos I”, El Rey Felipe ha recibido el cariño del pueblo y ha sentido un apoyo hacia la monarquía que, ahora que la institución vive sus momentos más convulsos, es más necesario que nunca.

El monarca, sonriente, ha respondido el apoyo de la población con un afectuoso gesto antes de entrar al Tribunal Supremo acompañado por Carlos Lesmes, presidente del mismo. Don Felipe, que lucía el tradicional chaqué de gala, no se ha olvidado de la mascarilla obligatoria a causa de la pandemia del Coronavirus.