La colaboradora de Sálvame mandaba un contundente mensaje a Rosa Benito desde el programa, donde últimamente no es bien recibida. 

Durante varios años, Rosa y Belén siempre han presumido de tener buena relación , aunque en los últimos tiempos ya no ha sido así

A pesar de estar fuera del programa, Rosa Benito no acaba de desvincularse del fenómeno Sálvame. Abandonó el programa envuelta en polémica y jurando no volver. Más tarde, protagonizó uno de los regresos más controvertidos al parecer no guardarle ningún tipo de rencor a ninguno de sus ex compañeros ni al propio espacio.

Tras una breve estancia, Rosa Benito salía de nuevo del torrente Sálvame y volvía a manifestar sus deseos de mantenerse al margen de la vida mediática. Quería centrarse en sus proyectos musicales junto a su hija Chayo, las comentadas actuaciones que ambas realizaban recorriendo la geografía española, y cuyos vídeos era precisamente Sálvame quien los recogía.

No quiere cruzarse con ellos

La polémica con David Valldeperas hace algunos días le habría cerrado definitivamente, según varias voces, las puertas de Sálvame

Parece que no duró mucho la aventura musical, y Rosa se incorporaba de nuevo a las filas de Mediaset. En septiembre se confirmaba como una de las caras del programa Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition, junto a rostros como Irma Soriano, Loles León o Belinda Washington. Esta vez su regreso estaba totalmente desvinculado de Sálvame, aunque, inevitablemente, se veía obligada a compartir pasillos y salas de maquillaje con los colaboradores.

Precisamente en la sala de maquillaje se originaba el conflicto. La tarde de ayer en Sálvame dejaba entrever la tensión entre Rosa y algunos colaboradores. Al salir su nombre de rebote, Belén Esteban aprovechaba para mirar a cámara y lanzarle un mensaje muy claro a a la ex de Amador Mohedano: “Por cierto Rosa, deja de decirle a las maquilladoras que vayan rapidito para no cruzarte con nosotros”, refiriéndose al grupo de colaboradores de Sálvame. Algo que evidencia, una vez más, la tirante relación de la peluquera con el medio, y más aún, tras la sonada polémica protagonizada por ella y uno de sus directores, David Valldeperas.