¡Dios salve a la Reina! Es el grito de guerra que más se escucha estos días en la corte de Isabel II. Sobrepasada la barrera de los noventa, y sin ganas de abdicar, la soberana tiene ante sí un problema de muy difícil solución. Algo está fallando entre el príncipe Guillermo y Kate Middelton. La pareja está en el ojo del huracán por las infidelidades, los celos y las intrigas palaciegas. Sin duda, Isabel II se enfrenta a otro annus horribilis. La sombra de las desavenencias familiares planea con fuerza sobre Buckingham Palace. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Distancia entre Guillermo y Harry

> A Guillermo de Inglaterra se le acumulan los problemas. Aunque ya ha asegurado que tomará medidas legales contra los medios que le  han tildado de infiel, la polémica no amaina. Para colmo de males, la relación con su hermano es tensa. Y todo por culpa de Meghan Markle, que ha conseguido acaparar a su marido y alejarlo de su entorno.

Harry y Meghan han puesto kilómetros de distancia entre Guillermo  y Kate. La pareja ha optado por vivir en una mansión en el campo. En cuanto a los preparativos del parto, la futura mamá ya ha dejado claro que no quiere seguir los pasos marcados por Casa Real. Sin duda, Markle es de armas tomar. ¿El problema? Que su marido le consiente todo. Harry siempre tiene la última palabra: “Sí”.