¡Dios salve a la Reina! Es el grito de guerra que más se escucha estos días en la corte de Isabel II. Sobrepasada la barrera de los noventa, y sin ganas de abdicar, la soberana tiene ante sí un problema de muy difícil solución. Algo está fallando entre el príncipe Guillermo y Kate Middelton. La pareja está en el ojo del huracán por las infidelidades, los celos y las intrigas palaciegas. Sin duda, Isabel II se enfrenta a otro annus horribilis. La sombra de las desavenencias familiares planea con fuerza sobre Buckingham Palace. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Guillermo y Kate, en la picota

> Guillermo de Inglaterra y Kate Middelton pasan por ser una pareja feliz y enamorada. Tienen tres hijos en común y siempre derrochan complicidad. Sin embargo, el escándalo se cierne sobre ellos al salir a la luz que el príncipe engañó a su esposa durante su tercer embarazo. El asunto ha levantado gran polvareda porque recuerda en mucho a lo sucedido entre el príncipe Carlos y Lady Di. ¿Acaso Guillermo se apunta a las palabras de su padre? “Me niego a ser el único príncipe de Gales que nunca ha tenido una amante”.

El caso es que relacionan al príncipe Guillermo con una buena amiga de Kate, Rose Hanbury, casada con el marqués de Cholmondeley. Hace ya unos meses que Middelton decidió alejarse de Rose. De hecho, la borró de las salidas que suele organizar en su tiempo libre. Al matrimonio le gusta reunirse con amigos para disfrutar del tiempo libre. Hasta hace poco, los marqueses de Cholmondeley eran habituales de las veladas de los duques de Cambridge.

Siguiente: Distancia entre Guillermo y Harry