¡Dios salve a la Reina! Es el grito de guerra que más se escucha estos días en la corte de Isabel II. Sobrepasada la barrera de los noventa, y sin ganas de abdicar, la soberana tiene ante sí un problema de muy difícil solución. Algo está fallando entre el príncipe Guillermo y Kate Middelton. La pareja está en el ojo del huracán por las infidelidades, los celos y las intrigas palaciegas. Sin duda, Isabel II se enfrenta a otro annus horribilis. La sombra de las desavenencias familiares planea con fuerza sobre Buckingham Palace. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Otro annus horribilis para la monarquía inglesa

> 1992 ha pasado a la historia como el peor año en la vida de Isabel II. La soberana no tuvo reparos en confesarlo durante un discurso en el que pronunció Annus horribilis. Se daba la circunstancia de que dos de sus hijos habían roto sus matrimonios, la princesa Ana con Mark Phillips y el príncipe Andrés con Sarah Ferguson. Los problemas entre Carlos y Diana eran ya de dominio público y ella daba muestras de la debilidad psicológica que atravesaba por culpa de la tension.

Diecisiete años después, los Windsor se enfrentan a otra gran crisis. La llegada de Meghan Markle a la corte de Isabel II se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza. Y es que la mujer del príncipe Harry no deja de generar problemas. Y todo por su peculiar carácter, que ha provocado el abandono de varios miembros que estaban en su equipo. Todo indica que a la ex actriz se le ha subido el status social a la cabeza y lleva camino de desbancar a la mismísima Naomi Campbell en la lista de las mujeres con peor carácter.

Siguiente: Guillermo y Kate, en la picota