Doña Sofía ha cumplido con creces las promesas de fidelidad y lealtad que hizo en el momento de contraer matrimonio con don Juan Carlos. Ahí empezó su calvario. La advirtieron pero no quiso escuchar. Con los años, la reina descubrió una triste realidad sobre su marido que siempre ha querido ocultar. Te lo contamos todo a continuación.

El gran secreto de Juan Carlos que Sofía conoce

> Doña Sofía nunca ha sido ajena a los escarceos sentimentales de su marido. Los ha sufrido con gran dolor porque el rey jamás se ha ocultado. Especialmente duro para ella fueron las vacaciones de 1990 en Palma de Mallorca. Don Juan Carlos estaba enamoradísimo de Marta Gayá y no dudaba en abandonar Marivent de noche y no precisamente por la puerta. Pronto se conoció su estrategia porque empezó a correr el rumor de que el rey prescindía de los escoltas para encontrarse con la dama del rumor.

De algunas relaciones de don Juan Carlos ha existido descendencia. En este punto, doña Sofía siempre ha sido inflexible prohibiendo a su marido reconocer a estos hijos ilegítimos. Por ahí sí que no traga. Como muestra, su rotunda frase: “Él es el monarca, y no. Él manda, y no. Él toma decisiones de Estado, yo no. Pero la Corona somos los dos. Los dos y nuestros hijos”. (Imagen: Casa Real)

Siguiente: La frase de Juan Carlos que más molesta a Sofía