Después de ser pillado sin respetar las medidas de seguridad y sin mascarilla durante una fiesta privada en la capital con Victoria Federica, Jorge Bárcenas ha vuelto a “saltarse” las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19. En esta ocasión el DJ – que sigue con múltiples compromisos profesionales pese al cierre del ocio nocturno – ha sido captado dándose apretones de manos con amigos, sin mantener el distanciamiento social y, a ratos, con la mascarilla quirúrgica bajada a la altura de la barbilla para poder charlar con sus acompañantes.

Después de pinchar, por la tarde, en un gimnasio de la capital, el novio de Victoria Federica, acompañado por un amigo y después de llevar su mesa de mezclas hasta su vehículo, se desplazó a otro bar para continuar con su exitoso trabajo. Antes de comenzar una nueva sesión, Bárcenas charló tranquilamente con unos amigos a las puertas del local y, aunque al principio llevaba la mascarilla puesta, se la acabó bajando para poder comunicarse con sus acompañantes.

Además, y pese a que la distancia mínima debería der de un metro y medio, comprobamos que el disc-jockey saludó con sendos apretones de manos a varios de sus amigos, incumpliendo así las medidas restrictivas en uno de los momentos de mayor incidencia del coronavirus en nuestro país.