Letizia Ortiz

El siete de febrero de 2007 se conoció la noticia del fallecimiento de Érika Ortiz. El cuerpo sin vida de la hermana de la reina Letizia fue encontrado en su domicilio por su compañero sentimental de entonces, Roberto García. Fuentes de la investigación confirmaron que Érika había dejado escritas cinco cartas. ¿A quién iban dirigidas? ¿Cuál era su contenido? Te lo contamos todo a continuación.

Y Érika decidió bajarse en marcha de la vida

Érika Ortiz decidió bajarse en marcha del tren de la vida. Algún resorte saltó en su cabeza que le hizo tomar tan drástica decisión. Ya no podía más. Le pesaba la vida en sí. Hacía tiempo que arrastraba una crisis existencial que le ganó la partida. Demasiado dolor para una mujer tan sensible que creía no merecer el que se suponía era su mejor momento.

La autopsia señaló que la hermana de doña Letizia falleció tras ingerir una cantidad de pastillas que su cuerpo no resistió. Posiblemente, se tratara de ansiolíticos que le prescribieron para mitigar esa ansiedad que tan malas pasadas le jugaba y que saltaba cuando menos lo esperaba. Aunque los indicios de que fue una muerte voluntaria parecían muy claros se abrió una investigación judicial que se llevó dentro de un gran secretismo.