Las Campos han tenido que hacer frente al COVID-19 con el positivo de Carmen Borrego. La hija pequeña de María Teresa Campos confirmaba este pasado miércoles que estaba luchando contra esta enfermedad, una noticia que aparecía publicada en una importante revista del corazón de nuestro país.

La colaboradora confesó en Lecturas que sufre coronavirus.

Desde entonces, su sobrina Alejandra se ha encargado de tranquilizar y asegurar que su tía se encuentra mucho mejor. Además, su marido, el empresario José Carlos Bernal, también ha querido atender a los medios y ha compartido la última hora sobre el estado de salud de su esposa, Carmen Borrego.

“Va mejor”, explicaba José Carlos y añadía que todavía no conocían los resultados de todas las pruebas médicas a las que se había sometido: “No nos han dado resultados todavía”. Un mensaje esperanzador que deja claro que el avance de Carmen Borrego es bueno y que poco a poco se va encontrando mejor.

El disgusto de María Teresa Campos

María Teresa Campos se llevó un disgusto cuando se enteró de que Carmen Borrego padecía coronavirus.

Como es lógico, la veterana presentadora no se tomó nada bien la noticia de que su hija pequeña padecía la enfermedad que tiene en vilo a todo el mundo. “Me llevé un disgusto grande cuando me enteré de esto que nos aterroriza a todos”, confesó María Teresa Campos en Sábado Deluxe, y más tarde aclaró: “Carmen está bien”.

La periodista malagueña ha pasado la cuarentena en casa de su hija de Terelu Campos, y parece encantada de haber podido estar tanto tiempo junto a ella. “No hay mejor persona para confinarse que mi hija Terelu, me ha cuidado que no te puedes ni imaginar”, señalaba la que fuera presentadora de ¡Qué tiempo tan feliz!