No hay alto el fuego entre Kiko Matamoros y Makoke. Nueve meses después de su separación, el colaborador tira a dar contra su ex mujer. El problema es que, en esta ocasión, está jugando muy sucio. Ha puesto en práctica una estrategia que involucra a otros miembros de la familia. La guerra está servida y Kiko tiene mucho que perder. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

¿Se acabó el dinero y el amor salió por la ventana?

> Hace nueve meses que Kiko Matamoros y Makoke se separaron. El asunto sorprendió porque se descubrió que el colaborador había mantenido una relación paralela durante años que le había costado mucho dinero. La pareja optó por romper y parecía que lo hacían en buenos términos. Kiko asumió su parte de culpa y aseguró querer mucho a la madre de su hija menor.

Poco a poco, la cordialidad saltó por los aires. Kiko empezó tirando a dar contra Makoke. La acusó de querer quedarse con la casa en la que habían convivido. Como se recordará, la propiedad está a la venta pero, según Matamoros, su ex mujer no pone nada de su parte para venderla. Lo mismo ocurre con otro inmueble por el que Laura Matamoros se interesó y que está a nombre de Makoke.

Siguiente: El juego sucio de Matamoros