Sofía Suescun está últimamente en boca de todos por culpa de su altercado con la policía junto a su novio, Kiko Jiménez. La ganadora de Gran Hermano 16 no está pasando por su mejor momento, pero tampoco es que lo haya tenido muy fácil a lo largo de su vida. La de Pamplona está acostumbrada a pasarlo mal por culpa de los problemas familiares que la acechan desde que era pequeña: malos tratos, hermanos robados, … ¿Quieres saber por todo lo que ha tenido que pasar? Sigue leyendo para descubrirlo. 

Sofía y su vida mártir

> La joven vende a través de sus redes sociales una vida perfecta. Siempre de fiesta en fiesta, vestida con los mejores diseños y disfrutando a tope de los privilegios que le ha otorgado la televisión. Justo después de su polémica trifulca con la policía junto a su novio, Kiko Jiménez, los dos se han dejado caer en el otro extremo del mundo para disfrutar de unas idílicas vacaciones. Ajenos a todas las críticas, el ex de Gloria Camila y Sofía Suescun no paran de presumir en sus respectivas cuentas de Instagram de su viaje de lujo. Por desgracia para ellos, todo el mundo sabe ya que se trata de una vulgar cortina de humo y que se les viene encima una auténtica pesadilla. 

A los dos podrían esperarle serios problemas con la justicia. A Kiko, por agredir a un agente de la policía de Marbella tras desobedecer sus órdenes; y a Sofía por negarse a identificarse y por mentir en una declaración. Las condenas por estos delitos no son moco de pavo, por lo que las sonrisas de las que tanto presumen en las redes sociales podrían estar a punto de borrarse de sus caras. Lo cierto es que Suescun nunca ha llevado una vida fácil, a pesar de lo que intenta demostrar. Serios problemas familiares la han dejado marcada de por vida y podrían ser la causa de su nefasto comportamiento. Con la de Pamplona asistimos al típico caso de niña que no lo ha pasado bien y que por eso se rebela contra el mundo. Sigue leyendo para descubrir más acerca de su turbulento pasado.

Siguiente: Una familia marcada por el maltrato