Ivana Icardi se ha enfrentado este jueves al ‘puente de las emociones’ en Supervivientes. Como Hugo Sierra y Albert Barranco, la modelo argentina debía cruzar los peldaños culpa, arrepentimiento, distanciamiento y perdón.

Muy triste por la ruptura de su relación con su hermano, el futbolista Mauro Icardi, la joven ha admitido que espera reconciliarse con él y con su cuñada: “Siempre he tenido esta palabra en mi mente porque muchas veces me he sentido culpable de discusiones en mi familia que he creado tratando de solucionar cosas que no están a mi alcance. A veces aunque tengas la mejor intención las cosas no salen como uno quiere y terminas embarrando las cosas más. Quería unir a mi madre con mi hermano y al final como yo me peleo con mi hermano meto a mi madre en medio”.

¿Quién ha sido la culpable?

Y es que la relación con su cuñada es de lo más complicada: “Cuando no entiendo algo me machaco a pensar. No termino de entenderlo. A veces lo achaco al carácter de su mujer. Yo me he peleado mucho con ella y a lo mejor es el momento de que el amor por mi hermano le gane a esas ganas de estar peleándome constantemente”.

Un rotundo mensaje que termina con estas palabras: “Pienso y pienso y no creo que participar en un reality sea un motivo para alejarte de tu hermano. Él sabe que yo lo hecho muchísimo de menos, es un tema que me duele mucho. Me encantaría que todo volviese a ser como antes. No está en mi mano, yo ya lo he intentado por todos los medios. Cuando salga de aquí a lo mejor es el momento de hacerle una llamada y pedirle perdón por las cosas que le hayan molestado. Por mi parte creo que podemos reconciliarnos porque la vida es una y nunca se sabe lo que puede pasar”.