Vivir la aventura de Supervivientes no es nada fácil. No sólo por el hambre y las penurias a los que se ven abocados los concursantes del reality, sino porque después, al regresar a España, muchos son los daños colaterales que estos sufren. Entre ellos, los principales, son los problemas gastrointestinales, aunque a Chelo García Cortés, la increíble pérdida de peso que ha sufrido en la isla le ha generado otra dolencia.

A la colaboradora de Sálvame la vuelta de Supervivientes no le ha sentado nada bien. Primero fueron unas informaciones que aseguraban que Marta, su pareja, estaba con otra mujer. Luego, el ataque de sus compañeros de trabajo en Sálvame, que le acusan de no haber sido lo suficientemente agradecida, y ahora un problema de salud que tiene que ver con su paso por Honduras.

Esto es lo que le ocurre a Chelo García Cortés

Y ella misma lo ha explicado en un vídeo colgado en su perfil de Instagram para, en parte, tratar de tranquilizar a sus seguidores. “Al perder tantos kilos, al perder tanta musculatura, he tenido que venir a mi traumatólogo, el doctor Cugat, de la Quiron de Barcelona”, empieza diciendo. “¿Y qué pasa? Que tengo que hacer rehabilitación, que tengo que nadar, porque me duele mucho el lado derecho de la cadera. No es nada grave, pero tengo que hacer rehabilitación”, explica.

En concreto, Chelo ha perdido 34 kilos, nada más y nada menos. Y es esta importante bajada de peso la que le ha impedido incorporarse inmediatamente al trabajo. Al parecer, Chelo ahora quiere descansar, recuperarse y disfrutar de unas vacaciones con su mujer, a la que se ha atacado estos últimos meses por no haber llevado a cabo una buena defensa. Supervivientes tiene su lado bueno y también su lado malo. Y Chelo García Cortés lo está comprobando en sus propias carnes. En las pocas que le quedan…