Doña Sofía no escuchó las voces amigas que le contaron la realidad de don Juan Carlos. Para entonces, el rey ya se había granjeado la fama de mujeriego. También se hablaba de que fruto de sus correrías, tenía varios hijos ilegítimos. ¿Por qué hizo doña Sofía oídos sordos a quienes le aconsejaron que no se casara con don Juan Carlos? Te lo contamos todo a continuación.

El gran desengaño de doña Sofía

reina Sofía

> Antes de casarse, doña Sofía sabía cómo era don Juan Carlos. Se enteró de la realidad de su novio a través de buenas personas que quisieron avisarla de que no cometiera un error. La princesa mostró sus dudas en casa. Ahí fue tajante la reina Federica, que la conminó a olvidar esas habladurías destinadas a que no llegara a reinar. Quizás fue el ansia de ceñirse la corona lo que llevó a la joven princesa a mirar para otro lado.

Fue durante el viaje de novios que doña Sofía pilló a su marido con otra. Entonces, comprendió que había cometido un gravísimo error al hacer caso a su madre. Al regresar a Madrid tras la luna de miel, la princesa estaba en shock y fue la primera vez que la posibilidad de la separación rondó por su cabeza. El malestar de doña Sofía era mucho y llegó a oídos de Franco, que dejó muy claro que el matrimonio debía seguir unido y cumplir con su obligación, dar un heredero a la corona.

Siguiente: Así se enteró Sofía de las infidelidades del rey