Gran parte del mundo está mirando ya a la noche del 24 de diciembre, normalmente con una sonrisa en la cara. No para la reina Letizia, que espera con terror esta fecha tan marcada en el calendario. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo, te lo contamos todos los detalles a continuación.

Una familia enfrentada

> A nadie le pilla de nuevas. Los lazos entre los Borbones están más rotos que nunca. El Caso Nóos abrió un cisma entre ellos y, todavía hoy, parece difícil de cerrar. Así, se vislumbran unas Navidades complicadas en Zarzuela. Especialmente para doña Letizia. La reina no traga a sus suegros, don Juan Carlos y doña Sofía, pero la inquina que siente hacia sus cuñadas, la infanta Elena y la infanta Cristina, es mucho mayor. Por lo visto, las hermanas del rey Felipe VI no le pusieron las cosas fáciles durante su estreno como royal, y la monarca no está dispuesta a perdonarlas. “Elena y Cristina tienen un carácter de padre y señor mío. Letizia supo poner a las infantas en su sitio”, aclaró Jaime Peñafiel durante una entrevista con El Español. Pero no serán ellas las que hagan que a la reina se le atragante la cena de Nochebuena, sino un invitado inesperado. ¿Quieres saber de quién se trata? Sigue leyendo, te lo contamos en la página siguiente.

Siguiente: El invitado inesperado