Nos encontramos ante un mes decisivo para la heredera de la Corona española. Doña Leonor de Borbón se enfrentará a su primer discurso en público durante la entrega de los premios Princesa de Asturias, dando así un tremendo paso en su camino hacia el trono. La primogénita de los soberanos, Felipe y Letizia, ha empezado a afrontar su destino, pero se le presenta mucho más incierto de lo que pensaba. Está condenada a reinar sin un rey a su lado… Continúa leyendo si quieres conocer todos los detalles acerca de esta controversia.

Letizia, con los nervios a flor de piel

> Doña Leonor ha comenzado su andadura al trono y ya no hay forma de detenerla. Su próximo debut supondrá el comienzo de una nueva era en la que su exposición ante la opinión pública será mucho mayor, y de seguro que su madre afronta esta tapa con más inquietud y nerviosismo que la propia protagonista. De hecho, la princesa de Asturias “está tranquila y muy contenta”, según comentó la mismísima reina ante los reporteros de LOC. Su hija lleva muchísimo tiempo preparándose para esta importante cita con repercusión internacional, teniendo en cuenta que los premios que llevan su nombre son los más importantes del mundo, solo detrás de los Nobel.

Del más estricto hermetismo, doña Leonor de Borbón se postrará ante millones de ojos para pronunciar sus primeras palabras con carácter institucional. Su padre lo hizo siendo aun más joven, con trece años, y ella afronta este reto a punto de convertirse en una chica de catorce. La niña de Letizia se hace mayor y escapará, le guste o no, de la burbuja protectora de su madre. Por fortuna para la consorte, a la infanta Sofía le aguarda un destino completamente diferente y podrá tenerla sentada en su regazo durante algo más de tiempo, al menos hasta que se convierta en una mujer adulta y deje atrás el férreo control de Ortiz.