Nos encontramos ante un mes decisivo para la heredera de la Corona española. Doña Leonor de Borbón se enfrentará a su primer discurso en público durante la entrega de los premios Princesa de Asturias, dando así un tremendo paso en su camino hacia el trono. La primogénita de los soberanos, Felipe y Letizia, ha empezado a afrontar su destino, pero se le presenta mucho más incierto de lo que pensaba. Está condenada a reinar sin un rey a su lado… Continúa leyendo si quieres conocer todos los detalles acerca de esta controversia.

Leonor, sin voz ni voto en su propio futuro

> Le guste o no, la princesa de Asturias deberá tomar el mando de nuestro país y se convertirá en jefa de Estado. Así lo dicta la ley. Pero no es su reinado el único asunto que se le impondrá a doña Leonor, sino que la primogénita de doña Letizia no tendrá ni voz ni voto en materias tan importantes como sus propios estudios. El devenir académico de la joven estará marcado por lo que dicte el ejecutivo de la próxima legislatura. Así ocurrió con su padre, el rey Felipe VI, que sentía pura devoción por las ciencias pero se vio obligado a matricularse en Derecho.Es el Gobierno quien decide qué ramas del conocimiento ayudarán a la heredera a ejercer su labor, y ella tendrá que acatar la orden sin rechistar.

De hecho, es más que posible que a doña Leonor se le imponga cursar estudios militares antes de iniciar su periodo universitario. Algún día, también se convertirá en jefa del Ejército y parece impensable que pueda desempeñar esta función sin tener nociones sobre nuestras fuerzas armadas. Además, todos sus predecesores varones se enrolaron en las tropas durante un tiempo, por lo que resultaría tremendamente escandaloso, en pleno siglo XXI, que la princesa de Asturias no siguiera sus pasos por el mero hecho de ser mujer.

Siguiente: Letizia, con los nervios a flor de piel