Nieves Álvarez está recargando pilas con unas vacaciones de ensueño en un lugar paradisíaco. La modelo está en algún destino que mantiene en secreto pero del que, poco a poco, nos da desvelando alguna pista. Una playa de ensueño en la que no falta un fino arenal, unas aguas cristalinas y las siempre exóticas palmeras. Una fantasía a la que la presentadora de “Flash moda” pone el colofón regalándonos un impresionante posado.

Un bikini negro, el pelo recogido de modo informal y sus inseparables gafas de sol oscuras son suficientes para que Nieves consiga eclipsar a cualquier paisaje por paradisíaco que resulte. Menudo cuerpazo tiene la modelo, que puede presumir de estar mejor a sus 46 años que cuando conquistó a los 20 a los más importantes diseñadores con su belleza angelical.

Lo que de momento no hemos averiguado es si Nieves está disfrutando del paraíso sola o en compañía de su novio, el abogado Manuel Broseta. Y es que la maniquí está llevando con total discreción su relación con el valenciano, con el que ha recuperado la ilusión en el amor cinco años después de su separación de Marco Severini.