No aprende la lección. Después su rifirrafe público con doña Sofía en la Catedral de Palma de Mallorca, parecía que Letizia había rebajado su carácter, al menos de puertas de palacio para afuera. Nada más lejos de la realidad. La consorte ha vuelto a protagonizar uno de sus famosos desaires que ha avergonzado a toda la Casa Real. Se avecina otra gran polémica que de sugura dará mucho que hablar. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El mal carácter de Letizia

> Todo el mundo sabe que nuestra consorte es una mujer de armas tomar. No consiente que nadie le pase por encima, y menos aún desde que se sienta en el trono de España. Algunos compañeros de su época como periodista ya avisaron de su carácter difícil de llevar. Letizia es muy controladora y suele perder los papeles cuando las cosas no salen según lo previsto. Bien lo saben sus asistentes de palacio, que han de trabajar con la imponente sombra de la soberana a sus espaldas. A Ortiz le cuesta controlarse y no tiene reparos a la hora de abroncar a sus empleados por un simple descuido.

Se trata de una prueba más del despotismo de Letizia, que podría haber permanecido en secreto si fuera capaz de guardar la compostura. En más de una ocasión, Ortiz no se ha cortado a la hora de mostrar públicamente su carácter altivo, sumiendo a toda la Casa Real en una tremenda polémica. Ahora ha vuelto a pasar. Se avecina un nuevo escándalo a la altura de lo sucedido con doña Sofía en la Catedral de Palma de Mallorca. ¿Quieres saber qué ha pasado? ¿Quién ha sido, en esta ocasión, víctima de la altanería de nuestra soberana? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Siguiente: El desaire de Letizia que avergüenza a Casa Real