Casa Real siempre hace todo lo posible por guardar todos sus trapos sucios en secreto, alejados de las miradas indiscretas. Sin embargo, en esta ocasión no ha podido contener la lengua de uno de sus mayores enemigos, que ha despotricado bien a gusto contra la institución más poderosa de nuestro país. Los reyes están que trinan tras escuchar estas declaraciones que han sacado a la luz todos sus secretos y problemas conyugales. ¿Quieres conocer las confidencias más ocultas de Felipe VI y Letizia? Sigue leyendo para descubrirlas.

El enemigo de la corona airea sus trapos sucios

> No podía ser otro que Jaime Peñafiel. El periodista especializado en realeza ha dejado temblado a palacio en más de una ocasión con sus tremendas declaraciones. En esta ocasión, ha revelado que Felipe tiene entre ceja y ceja a Letizia y que ya no le pasa ni una. El rey no se muerde la lengua a la hora de propinarle una buena reprimenda siempre que sea necesario, incluso aunque cientos de reporteros les estén apuntando con sus cámaras. Una de las más graves tuvo lugar en Asturias, según ha podido saber El Español. Al parecer, al Borbón se le acabó la paciencia con su mujer y no le habló de muy buena forma, dejando atónitos a todos los allí presentes.

Los monarcas estaban disfrutando de una representación del baile típico asturiano, que corría a cuenta de un grupo de niñas. Pero solo uno de los reyes estaba prestando verdadera atención al espectáculo. Mientras las jóvenes se esmeraban en clavar cada paso, Letizia estaba de cháchara con un amigo, pasando olímpicamente de la actuación. Esta actitud de indiferencia sacó de quicio a Felipe VI, que no dudó en pedirle “respeto” y le exigió que se estuviera quieta mientras que las chicas ponían todo su esmero en impresionar a sus majestades. Ortiz se quedó a cuadros. Pero lo que de verdad revienta al Borbón es la vulgar adicción que recientemente ha adquirido su mujer.

Siguiente: La adicción de Letizia que Felipe no soporta