Hubo un tiempo en el que sonaban con fuerza los rumores de crisis entre los reyes. De hecho, se especulaba que Letizia y Felipe podrían haber pasado sus vacaciones privadas por separado. Para más Insri, se filtró una escandalosa noticia que hizo temblar los cimientos de Zarzuela: la consorte disfrutó del verano en compañía de otro hombre. ¿Quieres saber más sobre esta fuerte polémica? Sigue leyendo para conocer todos los detalles, no tiene desperdicio.

Todos los retoques de Letizia

> Al principio empezó con un pinchacito por aquí y otro por allá. La frente impoluta de Letizia nos hace pensar que podría haber recurrido a la célebre toxina botulínica para borrar las arrugas de su rostro. No olvidemos que la consorte puede presumir de una piel tersa casi a sus cincuenta años, una proeza que no se consigue solo a base de cuidados y cremas. Además, tampoco hay rastro de marcas de la edad al rededor de su boca, por lo que se puede intuir que el ácido hialurónico también forma parte de su rutina de belleza.

Fue en 2008 cuando la reina se atrevió a pasar por quirófano. Por aquel entonces se sometió a una septorrinoplastia para suavizar el tabique de su nariz. En ese momento, Casa Real aseguró que la intervención obedecía únicamente a problemas de salud, pero lo cierto es que a partir de ese día, el rostro de Letizia se ve mucho más armonioso. Ortiz también se ha puesto en manos de un cirujano para reducir su mentón y aumentarse los pómulos. Algunas voces también afirman que podría haberse puesto implantes mamarios para que su pecho se vea más grande. De confirmarse todas estas intervenciones, la consorte podría haberse gastado más de 40.000 euros en arreglos estéticos.