Hubo un tiempo en el que sonaban con fuerza los rumores de crisis entre los reyes. De hecho, se especulaba que Letizia y Felipe podrían haber pasado sus vacaciones privadas por separado. Para más Insri, se filtró una escandalosa noticia que hizo temblar los cimientos de Zarzuela: la consorte disfrutó del verano en compañía de otro hombre. ¿Quieres saber más sobre esta fuerte polémica? Sigue leyendo para conocer todos los detalles, no tiene desperdicio.

¿A un paso del divorcio?

> Desde que Letizia aterrizó en Zarzuela, ha estado imponiendo normas y estrictas rutinas a su antojo. Este despotismo ha sacado de quicio a todo el personal de palacio, pero también a gran parte de la familia real, incluso a su marido Felipe VI. El rey se cansó de sus desplantes a la corona y de su falta de compromiso con sus obligaciones como consorte. Según fuentes cercanas, las broncas estaban a la orden del día en el matrimonio y la paciencia se les estaban acabando a los dos. De hecho, algunos expertos llegaron a plantearse el divorcio, algo insólito en la historia de nuestra monarquía. “Tiempo al tiempo”, avisaba Jaime Peñafiel en su columna de El Mundo.

De hecho, los reyes de España pasaron uno de sus peores veranos como pareja el año pasado. De sobra fue conocido que a Letizia no le hizo ni pizca de gracia tener que pasar sus vacaciones cautiva en Palma de Mallorca. Para ella, esos días en Marivent forman parte de su trabajo como consorte y no le permiten desconectar de los asuntos de palacio. Por eso, Ortiz no se lo pensó dos veces a la hora de subirse a un avión y escapar de la isla y su marido, que se quedó unos cuantos días más disfrutando del clima balear. Todos los años se especula sobre el destino del viaje privado que los soberanos suelen realizar a finales de la canícula, pero lo que no se había barajado es que esas últimas semanas de agosto podrían haberlas pasado por separado.

Siguiente: El verano de los reyes por separado