Tal y como se anunció hace un par de días, las hijas de Julio Iglesias se presentarían en sociedad al cumplir la mayoría de edad. Por esta razón, hemos podido ver su debut en un evento de lo más especial. ¡Sigue leyendo! 

Victoria y Cristina durante sus vacaciones en Ibiza el pasado julio.

El vigésimo quinto aniversario del clásico Baile de Debutantes, que se ha celebrado en París, se ha convertido esta vez en el escenario perfecto para el debut de las hijas de Julio Iglesias y Miranda Rijsburger, Victoria y Cristina Iglesias, tras cumplir su esperada mayoría de edad. Se debe agregar que, aunque las gemelas cumplieron 18 años el pasado mes de mayo, este evento tan exclusivo ha sido la oportunidad idónea para su puesta en sociedad de manera oficial, puesto que ya desfilaron en la alfombra roja de la gala del MET con unos diseños que no dejaron indiferente a ninguno de los invitados.

Cabe destacar además, que no se trata de un frívolo baile al que sólo tiene acceso la alta clase internacional, sino que se organiza con el objetivo de recaudar fondos para distintas organizaciones sin ánimo de lucro. En esta ocasión, las ganancias se han destinado a dos asociaciones que ayudan a madres adolescentes, y promueven la educación de las niñas en el continente africano.

Un auténtico estreno

Una de las fotografías de las gemelas durante su presentación.

Así mismo, un total de 20 jóvenes protagonizaban su puesta en sociedad en la gala en cuestión, pero la presencia de las hijas gemelas del cantante no ha pasado para nada desapercibida. Era de esperar que las bellas hermanas escogieran diseños en sintonía, puesto que no es la primera vez que deciden combinar sus atuendos, y en este caso es el diseñador libanés, Elie Saab, quien ha tenido la oportunidad de vestirlas.

Por tanto, Victoria lució un conjunto compuesto por dos piezas, destacando una voluminosa y espectacular falda en tonos azules y verdes, mientras que Cristina se decantó por un look similar en tonos rosas, en el que la falda de tul se convirtió en el foco de todas las miradas. Sin duda, ambas protagonizaron un auténtico estreno.