La presentadora de televisión Sussana Griso celebra su 50 cumpleaños, lamentablemente marcado por la ausencia de su hermana, fallecida el pasado mes de julio. 

La periodista ha reconocido que aún no es consciente del fallecimiento de su hermana.

Tal y como anunciábamos en el titular, la presentadora del programa Espejo Público tendrá un cumpleaños marcado por la ausencia de su hermana, a la que perdió hace tan sólo tres meses. Sussana Griso tuvo que abandonar el plató después de que le comunicaran en directo esta trágica noticia, de la que no se ha recuperado a día de hoy. Se debe agregar que la periodista ha afirmado en algunas ocasiones que aún no lo asimila, no es consciente de la muerte repentina de su hermana.

”Hay que vivir intensamente porque en el momento más inesperado pierdes a quien más quieres” eran las palabras que la presentadora utilizaba en una entrevista en referencia a lo ocurrido, poco tiempo después. Sin embargo, a esto hay que añadir la pérdida de su madre debido a un ictus, meses antes, por lo que el sufrimiento de la periodista incrementó en mayor medida. Por esto, Sussana ha atravesado los que podrían haber sido los años más duros de su vida, a nivel personal.

Una nueva etapa para Sussana

Susana Griso
La periodista fue víctima de una fiesta sorpresa, organizada por amigos y compañeros de profesión.

Sin embargo, puede que comience otra etapa menos amarga para la presentadora que cumple, nada más y nada menos que, 50 años. Sus amigos y compañeros de Espejo Público maravillaron a Sussana el pasado viernes, con una fiesta sorpresa en el elegante restaurante madrileño de cocina tailandesa y japonesa, Silk Social Space. A pesar de que pudimos ver que fue un auténtico deleite y una velada de lo más especial, protagonizada por tiernos mensajes y vídeos, la presentadora no pudo reprimir las lágrimas en varias ocasiones.

Sus compañeros de profesión, que se han convertido ahora en su segunda familia, han conseguido que podamos ver a una Sussana emocionada y agradecida, a pesar de sus circunstancias actuales. En conclusión, se trató de la celebración que posiblemente necesitaba la presentadora, para evadirse y ser feliz, en un día tan especial y a la vez tan triste. Es posible que con el inicio de esta nueva etapa, la presentadora deje atrás todo aquello que ahora le atormenta.